COLECTIVO INTERVIENE EN LIMA PARA RESCATAR MEMORIA SOCIAL DE LA CIUDAD CON QR

Escribe: Carlos Fernández García
Especial para blog Tócame que Soy Realidad Aumentada.
Diario “La República”

Se dice que somos un pueblo sin memoria.   Es por eso que podemos dar las gracias por contar con el colectivo “Gallinazo”, conformada por estudiantes de la Escuela Nacional de Bellas Artes, que en los últimos años protagonizaron una serie de intervenciones para rescatar nuestra historia social y política colocando códigos Qr (códigos visuales que permiten la recuperación de información en la web).

Aquella escultura que representa un gran eucalipto de 15 metros de alto, con sus raíces suspendidas por tres brazos metálicos, cuya simbología alude a la violencia vivida en las tres regiones del país y que fuera retirada de las avenidas Pachacútec y 26 de Noviembre, en el distrito de Villa María del Triunfo, hoy podrás apreciarla, gracias a un código Qr, elaborada de concreto pulido, con un peso de una tonelada métrica.

Esta intervención no solo constituye un reconocimiento de este grupo a su artista Jaime Miranda Bambarén, tras el atentado de lesa cultura cometida por la Municipalidad de Lima Metropolitana, sino un homenaje al informe final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR). Lo único que deberás hacer para poder apreciar cómo era esta escultura, es apuntar con tu teléfono con cualquier aplicación móvil y escanear el códigos Qr esculpido en un molde de cemento, ubicado en la Casa Museo Julia Codesido (Av. Paso de los Andes Nº 500 – Pueblo Libre.

Pero esta no es la única experiencia del colectivo integrado por los jóvenes estudiantes de la Escuela de Bellas Artes de Lima, Juan Carlos Ortiz Márquez, Rafael Jiménez Oliver, Maribel Martínez Auqui y Gonzalo Benavente Loayza.  Desde hace siete años vienen inundando Lima con códigos bidimensionales nuestro mundo físico.

Estas intervenciones están dirigidas a las nuevas generacionales para informarles sobre eventos de relevancia histórica, social y política. El colectivo Gallinazo hace uso del Qr que los integra a la ciudad y pone en valor la memoria virtual en espacios públicos, que han sido escenario de eventos trascedentes en nuestra vida republicana.