LaRepublica.pe no se responsabiliza por los contenidos publicados

porque lo que pasó, pasó

De qué estábamos hablando

Posted on noviembre 25, 2014 by msifuentes

10617767_671483252946192_1692589849_n

Ariana Bolo Arce tiene más seguidores en Vine que la mayoría de periodistas peruanos en redes sociales más conocidas. ¿Qué es Vine? Una red social que permite publicar videos de hasta 6 segundos. En esos 6 segundos, Ariana (19) consigue pincelar desternillantes escenas de la vida ¿cotidiana? de una joven estudiante peruana.

Vine es una red social casi clandestina en Perú, pero allí Ariana tiene 27 mil seguidores, la gran mayoría, adolescentes. En su Facebook tiene casi 200 mil fans. Tiene más fans en Facebook que usuarios peruanos de Vine. Hace unos meses, Ariana convocó a sus admiradores a un encuentro en el Parque de la Exposición. La cosa se salió de control y ella tuvo que refugiarse en un centro comercial cercano.

Ariana es sólo la última de una serie fenómenos surgidos de Internet sin necesidad de pasar por los medios masivos. Desde entertainers como Mox y su WhatDaFaq Show, una estrella por derecho propio, con millones de fans en toda Latinoamérica, hasta Smash, deportista virtual, ídolo casi sexual, el Paolo Guerrero del DoTA 2.

Acérquense a un adolescente. Pregúntenle por algún periodista, por el caso Orellana, por ISIS. ¿Qué creen que responderá la gran mayoría? Ahora pregúntenle por Ariana, Mox o Smash. Lo más probable es que estén hablando con un seguidor de alguno de ellos.

Cuando Ariana Bolo Arce nació, cada casa tenía un solo televisor y ese solo televisor, cuatro canales. Los cuatro canales pasaban las noticias a la misma hora (salvo Frecuencia Dos, que las pasaba un poco más tarde porque eran más sanguinarios; claro que, comparado con los noticieros actuales, Mónica Chang es Hello Kitty). A lo que iba es que no habían muchas más opciones, no para informarse, sino para entretenerse. Lo que pasa es que a esa hora no había más opción que informarse. Solo habían esos cuatro canales.

Pero Ariana ha crecido en un mundo muy distinto. Primero vino el cable. Luego, Internet, y finalmente, la combinación de celulares (producción de contenidos) + redes sociales (difusión de contenidos) ha hecho que las opciones de entretenimiento sean, literalmente, infinitas.

Cuando Ariana Bolo Arce nació existía algo llamado “opinión pública”. Se trataba de una agenda de discusión sobre temas de importancia común para todos. Esta agenda era fijada por un número limitado de productores de contenido (canales de televisión, radios informativas, diarios). Estos productores de contenido optaban por orientar esa agenda hacia la información.

Pero Mox, Ariana, Smash y tantos otros son el producto de la atomización de esa opinión pública. Mientras más joven la audiencia, más refugiada en sus nichos. Muchos consiguen crear sus propios nichos. Gente con talento para la construcción de contenidos, como los ya mencionados, son capaces de tener nichos más grandes que la audiencia de los medios masivos. Muchos de sus seguidores pueden vivir perfectamente sin consumir la vieja “información”.

Los medios tradicionales que están conquistando el mercado digital han entendido esto y están apuntando cada vez más a los nichos. Eso ha implicado ir asumiendo que nunca estuvieron en el negocio de la información, sino en el del contenido. ¿Esto va a degradar el debate público? ¿O es una consecuencia de dicha degradación? ¿Qué es primero? ¿A dónde nos va a llevar esto? ¿Pueden los medios luchar contra la atomización? La discusión recién comienza.

Comentarios deshabilitados.




↑ Top