Warning: Creating default object from empty value in /dataweb/larepublica/blogs.larepublica.pe/wp-content/themes/skeptical/functions/admin-hooks.php on line 160

LaRepublica.pe no se responsabiliza por los contenidos publicados

¿El Nuevo Medio Oriente?

Un manifestante egipcio porta un cartel que dice: La palabra de Dios nos dice que todo el que hace el mal tiene un final. (Imagen: Espectador.com)

Oriente Medio acaba de perder los últimos vestigios de inocencia política, o al menos está en camino a ello. El tablero político de los países árabes atraviesa una serie de revueltas en un intento por conseguir más derechos y libertades.

En resumen, el panorama ha quedado de la siguiente manera: un país que vio su separación (Sudán), uno donde estalló la revolución (Túnez), un tercero vio un cambio completo en el gobierno (Líbano), y Egipto acaba de ver a un gobierno entero obligado a dimitir.

La gran incógnita es: ¿cuál será el próximo país que se levantará en protestas en el Medio Oriente?

Para responder aquella pregunta, primero es importante delimitar la magnitud de la crisis que ha llevado a miles y miles de personas a la calle a reclamar algo tan básico como lo es la libertad.

Los no petroleros
Pues lo interesante de todo este caos es que ha tenido lugar en aquellos países árabes no petroleros, que por cierto no afectan los intereses internacionales de países como, por ejemplo, Estados Unidos.

Aunque resulta ser que estas naciones tienen algo en común: el éxito. Mientras Túnez es uno de los más a los países en la fecha para la tecnología, el Líbano es el país árabe más modernizado, y Sudán es la nación árabe más grande. En tanto, Egipto es considerado el corazón de los árabes y, probablemente, la nación árabe más poderosa.

Pues bien, si estos países han sido capaces de rebelarse, se prevé que será mucho más fácil para los ciudadanos de otros países del Golfo se levanten en protestas contra los reinos que no conocen la palabra democracia.

Los que se vienen
Ante la ola de protestas, el rey Mohamed VI de Marruecos no vio mejor plan que garantizar a su población que los precios de los artículos de primera necesidad se mantendrán, así como una serie de reformas sociales, entre la cuales se encuentra la creación de más empleos.

Libia ha optado por la inversión, con un fondo de 20.000 millones de dólares para garantizar la vivienda como un derecho. También ha decidido ayudar a Argelia, que mantiene en una tensa calma.

Mientras que Jordania ha visto los primeros atisbos de avances, después que el rey Abdullah admitió la dimisión del primer ministro Samir Rifai y ha encargado el Ejecutivo a Marouf Bakhit tras tres viernes seguidos de protestas. La oposición ha asegurado que no quiere un cambio de régimen, pero sí reformas políticas.

En Yemen se ha producido una serie de manifestaciones pacíficas con el único objetivo de que el régimen de Ali Abdulá Saleh, en el poder desde 1978, no se perpetúe más con su hijo. Pese a estar bajo la sombra de Arabia Saudí y ser acusado de refugio de Al Qaeda, las protestas de los yemeníes podrían acrecentarse en los próximos días en busca de un cambio de régimen total.

También se espera que el dominó de protestas se extienda a Bahrein y Kuwait, dos países considerados bombas de tiempo. Argelia se está rebelando de a pocos, en tanto que Irak ya es todo un caos.

Los petrodólares
En la misma Arabia Saudí se habla de protestas, aunque el rey Abdullah, con delicado estado de salud, anunció reformas que ayuden a mejorar la economía de su país –de por sí fructífera- cuando las protestas en Túnez eran solo locales. Por lo que parece que en el país de los petrodólares, la lealtad tribal tiene granizada su estabilidad.

Siria y Qatar están estables con lo que se pone a prueba que las naciones aliadas con Irán tienen éxito.

Así pues, pareciera ser que la población árabe está perdiendo los últimos vestigios de inocencia política que le quedaba, y de Medio Oriente está cambiando en un mes lo que no ha podido en 50 años.

Y mientras muchos dicen que Occidente tuvo un error de cálculo y no supo reaccionar bien ni a tiempo ante la crisis de Medio Oriente, sería bueno recordar y analizar qué quiso decir la ex Secretaria de Estado de Estados Unidos, Condelezza Rice, cuando dijo, en el 2006, que era la hora de crear “El Nuevo Medio Oriente”.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

  • Los Blogueros asumirán toda responsabilidad frente a terceros por cualquier daño o perjuicio que el contenido de sus artículos pueda causar, incluyendo responsabilidades de tipo civil, administrativo y/o penal, o infracciones a derechos de autor o de marca, o cualquiera sea su naturaleza.
  • LaRepublica.pe se reserva el derecho a eliminar los artículos que se consideren fuera de lugar y/o que puedan atentar contra las políticas internas de la empresa, sin necesidad de comunicación previa al bloguero.

3 Responses to “¿El Nuevo Medio Oriente?”

  1. Luis febrero 23, 2011 at 11:15 am #

    Aprovecho la oportunidad para saludarlo y a su vez, invitarlo a ver mi blog dedicado a mostrar la riqueza cultural del Perú mediante fotos comentadas, modelos tridimensionales en imágenes y videos, artículos y más. La dirección es:

    historiaenfotosperu.blogspot.com

  2. FERNANDO ARAUCO abril 13, 2011 at 10:21 am #

    Preocupa esta situación pues no sabemos cómo será en nuevo Medio Oriente. ¿A las satrapías de Libia, Egipto, Yemen y Jordania le sucederán cúpulas que prometen hoy libertades pero cuando estén en el poder olvidarán lo prometido? No olvidemos que cuando el Zar fue depuesto en Rusia, la nueva cúpula aparecía como esperanza de cambio. Y ya sabemos lo que sucedió.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Obama condena "baño de sangre" en Libia | Noticias - febrero 23, 2011

    […] El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó que el "baño de sangre" y el "sufrimiento" en Libia son "inaceptables". Obama culpó a Gadafi y asegura que se han violado los más elementales derechos de los ciudadanos libios. […]