Warning: Creating default object from empty value in /dataweb/larepublica/blogs.larepublica.pe/wp-content/themes/skeptical/functions/admin-hooks.php on line 160

LaRepublica.pe no se responsabiliza por los contenidos publicados

Puñetazo literario en Latinoamérica

Los dardos del Nobel Mario Vargas Llosa.

El amigo del puñetazo, Gabriel García Márquez, solía decir  que odiaba al negado Nobel Jorge Luis Borges por las mañanas cuando hablaba de política, pero no dormía sin antes leerse uno de sus cuentos. Hoy Gabo no podría decir lo mismo de Mario Vargas Llosa, quien ha usado a la política como la palanca creativa para muchas de sus ilustres obras.

Juan Jesús Aznárez recuerda espléndidamente al escritor peruano como aquel comprometido a fondo en las presidenciales de 1990, “ganadas por el ingeniero agrónomo de origen japonés Alberto Fujimori, criminal de novela, preso hoy en la base militar El Callao”.

Pero el destino es justiciero: 20 años después el japonés se encuentra tras rejas, mientras que el escritor alza en brazos el más codiciado premio al que puede aspirar un escritor.

Sables y utopías
Y es que fuera de sus obras, Mario ha escrito artículos despellejados sobre la política latinoamericana, de los cuales han sufrido certeros dardos los hermanos Fidel y Raúl Castro en Cuba, Hugo Chávez en Venezuela, Evo Morales, en Bolivia, y Daniel Ortega en Nicaragua.

Pero estas reflexiones contra la dictadura, sea de derecha o izquierda, provienen desde la juventud de Vargas Llosa, cuando era integrante del partido Comunista. Allí donde fue el único que se atrevió a denunciar los desvíos de la revolución cubana.

Aunque sería el mismo escritor quien cambiaría de ideología años después, cuando harto del desgobierno izquierdista de Alan García en los ochenta, postulara a la presidencia del Perú. En aquella ocasión derrotaría al Apra, pero no podría con el muy popular-y populista- Alberto Fujimori.

Zapatero a sus zapatos
“En América latina, al contrario que en países como España, la democracia no está allí para quedarse”, diría el año pasado el escritor peruano.

Frente a las cámaras de Televisa diría que “la dictadura perfecta no es el comunismo. No es la URSS. No es Fidel Castro. La dictadura perfecta es México”.

Así quedaría plasmado que Mario Vagas Llosa evolucionó del socialismo chic de los escritores latinoamericanos hacia un liberalismo de influencia anglosajona, aunque muchos se empeñen en llamarlo derechista conservador.

Al final, su reclamo de los derechos fundamentales y la libertad del individuo, y su rechazo a las dictaduras, sean de izquierda o de derecha, lo han llevado al centro de la polémica latinoamericana. Una tribuna donde Mario Vargas Llosa seguirá entretejiendo su visión del mundo con el don mayor de narrar la realidad a través de sus libros. Sin duda, una cartografía del poder.

Imagen de previsualización de YouTube

Tags: , , , , , , , ,

  • Los Blogueros asumirán toda responsabilidad frente a terceros por cualquier daño o perjuicio que el contenido de sus artículos pueda causar, incluyendo responsabilidades de tipo civil, administrativo y/o penal, o infracciones a derechos de autor o de marca, o cualquiera sea su naturaleza.
  • LaRepublica.pe se reserva el derecho a eliminar los artículos que se consideren fuera de lugar y/o que puedan atentar contra las políticas internas de la empresa, sin necesidad de comunicación previa al bloguero.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Twitter Trackbacks for Mundianápolis | Puñetazo literario en Latinoamérica [larepublica.pe] on Topsy.com - octubre 8, 2010

    […] Mundianápolis | Puñetazo literario en Latinoamérica larepublica.pe/blogs/paranoia_mundial/2010/10/08/punetazo-literario-en-latinoamerica/ – view page – cached El amigo del puñetazo, Gabriel García Márquez, solía decir que odiaba al negado Nobel Jorge Luis Borges por las mañanas cuando hablaba de política, pero no dormía sin antes leerse uno de sus cuentos. Hoy Gabo no podría decir lo mismo de Mario Vargas Llosa, quien ha usado a la política como la palanca creativa para muchas de sus ilustres obras. Tweets about this link […]