Warning: Creating default object from empty value in /dataweb/larepublica/blogs.larepublica.pe/wp-content/themes/skeptical/functions/admin-hooks.php on line 160

LaRepublica.pe no se responsabiliza por los contenidos publicados

El final de la violencia en el Congo

Hernán Zin es un periodista español que desde hace 15 años se dedica a recorrer los lugares más violentos del siglo XXI para contarnos a través de su blog en 20minutos.es lo que no llega a través de los medios tradicionales.

Este experimentado reportero se encuentra actualmente en África, y acaba de publicar una interesante entrevista al coronel Delfin Kahimbi, máximo responsable de la operación Kimia II, destinada a terminar con los grupos armados de hutus ruandeses que llegaron a la República Democrática del Congo tras cometer el genocidio de 1994 y que ahora se agrupan bajo el nombre de Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR).

Como es común, en nuestro país la repercusión de estos temas es casi nula. Además, el comienzo de esta ofensiva militar coincidió las elecciones en Afganistán, las cuales si tuvieron rebote por el fraude electoral que ha puesto en vilo al pueblo afgano.

Punto de inflexión

Si bien esta iniciativa no es la primera que promete llevar la paz al Congo, el coronel Delfin Kahimbi aseguró en la entrevista con Zin que «Kimia II marcará un punto de inflexión, y estamos convencidos de que el 2010 será el año en que habrá paz y comenzará el desarrollo económico de la región».

Kimia II – que en kiswahili significa “calma”– es la continuación de la operación Kimia I, lanzada en el 2008, la cual tuvo varias etapas: la primera fue limitar los movimientos del FDLR; la segunda privarlos de los recursos naturales que explotan ilegalmente en el Congo.

Sin embargo, esta fue suspendida en agosto del 2008, debido a la ofensiva del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP), administración rebelde establecida por Laurent Nkunda, la cual se encuentra actualmente en guerra abierta contra las Fuerzas armadas congoleñas dentro de la Guerra de Kivu.

«En enero de 2009, Nkunda sería detenido, y los jefes de Estado del Congo y de Ruanda lanzaron una operación conjunta contra las fuerzas del FDLR en la provincia de Kivu Norte», recuerda el coronel.

Asimismo explica que «esta operación sería corta pues constaba en un contrato de un mes, hasta el 25 de febrero de 2009. A partir del día 26 de febrero nos pusimos a trabajar en la operación Kimia II, y los miembros del CNDP de Nkunda pasaron a formar parte del FARDC».

Así pues, Kimia II se constituye continuar en la provincia de Kivu Sur, las operaciones iniciadas en Kivu Norte, que se vieron interrumpidas con la salida de las tropas ruandesas.

«Yo llegué a la provincia de Kivu Sur en abril. Lo primero que hice fue preparar la fase previa de la ofensiva, teniendo en cuenta que las fuerzas del FDLR estaban intactas, nadie había amenazado su poder desde 1994. El 12 de julio recibimos la autorización oficial para desplegarnos», cuenta Kahimbi.

No hay marcha atrás

Según los datos recogidos por el coronel Kahimbi, se han neutralizado 385 combatientes, entre los que se encuentran los muertos en campo de batalla y los prisioneros.

«Además, hemos comprobado que 3.600 combatientes del FDRL han huido a los países vecinos: Burundi y Tanzanía», aseguró el líder de la ofensiva militar Kimia II.

Y si bien han recibido un apoyo logístico de MONUC, el coronel Kahimbi recalcó la labor del ejército regular del Congo, conocido bajo el acrónimo FARDC.

«Podemos decir que el FARDC ha logrado neutralizar al FDRL, a diferencia de lo que sucedió en Kivu Norte de la mano del ejército ruandés», aseguró.

Ahora bien, como no todo es color de rosa, varios informes de ONG’s, como la del International Crisis Group, han pedido el cierre inmediato de estas operaciones al denunciar que están provocando masacres entre los civiles.

Esto sumado al extenso historial de crímenes de guerra y violaciones de derechos humanos que posee el FARDC.

Ante ello, el coronel Kahimbi respondió que dichas cifras de violencia sexual, y violaciones de los derechos humanos, son una forma de boicotear y retrasar la operación, pues «sabemos que existe gente que gana mucho con la inseguridad en el norte y el sur de Kivu, e igualmente, que la presencia de grupos armados en nuestro país es un gran negocio».

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

  • Los Blogueros asumirán toda responsabilidad frente a terceros por cualquier daño o perjuicio que el contenido de sus artículos pueda causar, incluyendo responsabilidades de tipo civil, administrativo y/o penal, o infracciones a derechos de autor o de marca, o cualquiera sea su naturaleza.
  • LaRepublica.pe se reserva el derecho a eliminar los artículos que se consideren fuera de lugar y/o que puedan atentar contra las políticas internas de la empresa, sin necesidad de comunicación previa al bloguero.

2 Responses to “El final de la violencia en el Congo”

  1. Luis septiembre 19, 2009 at 10:05 am #

    El Congo es un lugar que nunca tuvo democracia. Una peste de lo que es realmente es pensar en personas. Un lugar donde las migajas de pan se convierten en una gran cena. EL Congo no es país ni nación ni república, el Congo es (perdonando el término) mierda, pura mierda. No lo digo tanto por los que viven ahí, sino por quienes han hecho del Congo una debacle humana. Las ONGs no son más que gotitas de pureza en un mar hedoriento. El Congo pasó por tiranía, totalitarismo, militarismo, ahora es una “República”.
    Por allí no ha asado textos de Cicerón, de Epicteto. Es algo de no sorprender, y como bien lo hacen notar los “analistas”, el Congo está mal, como si eso fuese algo que nos puede impresionar.
    Alguien no se enteró que el SIDA vino justamente de África, y lo más seguro que no les siga interesando. La memoria es tan frágil que hasta a veces nos convierte en unos badulaques. Pero cuando a un familiar, amigo o él mismo padece de es enfermedad, ahí sí…putea a los africanos… se convierte en una especie de onírico de idiota.

    El Congo es una pieza del rompecabezas que representa el África,y lamento que en Perú no interese lo que sucede en otros lugares, pues la verdad lo tomamos como simples “noticias internacionales” (no todos, claro)…y lo que venga me vale madre…
    Bueno, debo entender de que si somos un país que no se lee mucho, y muchos menos que se pueda interpretar nuestra realidad, menos será interpretar otra… es una utòpía que no se practica.
    Los datos no me dicen nada, Sr Martín, pero va bien que los dé para que los que ignoran esa realidad sepan que hay personas en el mundo.

    Me gustaría que haga más que dar datos, que temabién son importantes, pues creo que así le van a comentar más. Despierte la polémica.Aquí en Perú la polémica lo ven como si fuera malo, sino miren a los buenos polemistas que hay en España.

    saludos

  2. Maria Teresa Glave septiembre 19, 2009 at 7:18 pm #

    En medio de tanta violencia, el periodista que despierta a las ànimas dormidas del occidente americano y Kahimbi, esperando con fe la paz para el 2,010, por un Congo libre de la guerra, la opiniòn de Luis, me parece candorosa y acertada, en opinar que el anàlisis de nuestra realidad, nos “vale madre”, menos aùn imaginarnos que existen los demàs en otras latitudes. Màs que lecturas es falta de con- ciencia de la importancia de nuestra propia existencia.