FIL Lima 2015

El viernes 17 de julio se dio inicio al evento editorial y cultural más importante de nuestro medio: La Feria Internacional del Libro de Lima, organizada por la Cámara peruana del Libro. En esta su vigésima edición el evento tiene como sede nuevamente al parque de Los Próceres (en el distrito de Jesús María, con un área de 15,000 m2), donde se congregarán 155 expositores peruanos y extranjeros para presentar al público asistente una muy variada oferta editorial. Paralelamente se realizarán (en los seis auditorios del recinto ferial) 630 actividades culturales, en las que participarán numerosos escritores e intelectuales peruanos, así como personalidades internacionales especialmente convocadas para la ocasión.

Hacer clic en esta línea para ver la programación cultural de la FIL Lima 2015.

Este año el mayor atractivo es el país invitado, Francia, que estará presente con una delegación más o menos numerosa, aunque en ella no figure ninguno de los más importantes escritores galos. Entre los integrantes de la delegación francesa están al crítico Alain Sicard, especializado en literatura latinoamericana; Patrick Deville, directora de la Casa de Escritores Extranjeros de Saint Nazaire; y Stéphane Frattini, narrador y dramaturgo especializado en obras para jóvenes. Entre los autores de otros países que también se presentarán en esta feria están el argentino Guillermo Martínez, los colombianos William Ospina y Héctor Abad Faciolince, la chilena Carla Guelfenbein, el español Vicente Molina Foix y el mexicano Margo Glantz.

Por el lado de los libros peruanos a presentarse, la oferta es más bien pobre, al punto que las notas de prensa resaltan obras como la novela “La distancia que nos separa” del periodista Renato Cisneros (quien ya ha publicado otras novelas, muy malas); o la del también periodista Quique Planas, “Kimokawaii”. Los libros que han generado alguna expectativa son “Los dorados años veinte” de Wilfredo Ardito, obra ganadora del Concurso Novela Corta Julio Ramón Ribeyro 2015; y “Las visitaciones” de Pedro Llosa, Premio de Cuento de la Asociación Peruano Japonesa 2014. En el ámbito de la “no ficción”, hay que destacar un par de autobiografías de personajes muy queridos por los peruanos: “Roberto Palacios. El último héroe del fútbol peruano” y “Mi vida, mi diario” de Dina Páucar.

Es el segundo año que la FIL Lima es organizada por la mesa directiva de la Cámara Peruana del Libro presidida por Germán Coronado, conocido frontman de la editorial PEISA. Y si bien no se han repetido los escándalos que hubo en la FIL 2013, todavía no se producen los grandes cambios que se esperaban en este tradicional evento. Se le sigue cobrando al público por el ingreso al recinto; este año el costo de la entrada será de cinco soles, una suma excesiva e injustificada, teniendo en cuenta los altísimos “alquileres” que se les cobran a cada uno de los 155 expositores. Por otro lado, en las mesas redondas encontraremos casi siempre a las mismas personas, especialmente periodistas culturales de los medios locales.