LaRepublica.pe no se responsabiliza por los contenidos publicados

Grupo La República

Cocker

Posted on Diciembre 28, 2014 by asuntosinternos

EL HOMBRE QUE CANTABA CON EL CUERPO

Joe Cocker frente al público de Woodstock, 17/08/69

Al hombre que cantaba con el cuerpo le bastaron siete minutos con cuarenta y cuatro segundos para convertirse en una leyenda del rock, un título que ni la misma muerte borrará. Siete minutos con cuarenta segundos, mucho menos tiempo que el que tardarías en terminar de leer esta página. Siete minutos con cuarenta segundos es lo que gastó Joe Cocker en la espectacular interpretación de “With A Little Help From My Friends” ante un público que virtualmente no lo conocía y que al final de la presentación terminó por convertirlo en un ídolo.

 

Cocker simula que toca la guitarra.

Eran las dos de la tarde del domingo 17 de agosto de 1969 cuando Joe Cocker y la Grease Band subieron al entarimado para iniciar el tercer y último día del festival de Woodstock. Joe empezó con “Dear Landlord”, de Bob Dylan. Pero no pudo calentar el ambiente. Cantó otros seis números, y lo cierto es que el entusiasmo de la gente siguió apagado. Recién en la sexta canción, “Let’s Go Get Stoned”, que hizo famosa Ray Charles, la gente sintió algo de electricidad. Parecía que Cocker completaría sin pena ni gloria su faena, hasta que anunció el noveno y último título: el tema de Los Beatles que en Inglaterra en ese momento era sensación. Pero Joe no ofreció la misma versión de estudio de cinco minutos y once segundos que grabó en Londres. Entregó otra de siete minutos con cuarenta y cuatro segundos con la que el hombre que cantaba con el cuerpo hizo historia en el concierto hippie.

Aquí puedes encontrar un excelente video de la interpretación: http://de.musicplayon.com/play?v=283328)

Antes de Woodstock, Cocker ya era una estrella. Para conseguirlo tuvo que besar varias veces el piso, derrotado. De no haber sido cantante y compositor, probablemente habría terminado sus días como jubilado instalador de gas doméstico de Sheffield, donde nació. Pero Cocker era un peleador nato, pertenecía a la clase obrera, era un callejero. “Cuando Joe dejó el colegio a los 16 años, creí que haría una carrera como instalador de gas. Tenía muchos libros sobre el tema, pero también estaba interesado por la música”, relató Marjorie, la madre del cantante, al periódico The Guardian. Sería su hermano Víctor quien definió lo que buscaba Joe, incorporándolo a los grupos de adolescentes que organizaba en la ciudad, como Vance Arnold & the Avengers. Era 1963 cuando Cocker se estrenó como primera voz, y entonces resultó evidente que no era un cantante cualquiera.

Joe Cocker con su madre Marjorie, en los años 70.

Mike Leander, que había trabajado con los Rolling Stones, Van Morrison y Marianne Faithfull, entre otros notables de los 60, lo notó rápidamente y contrató a Cocker para la disquera Decca. El cuatro de septiembre de 1964 se publicó el primer sencillo de Joe. En el lado “A” grabó una canción de Los Beatles, “I’ll Cry Instead”, y en lado “B”, el título “Precious Words”, de Cleophus Robinson. Cocker no pegó, le rescindieron el contrato y regresó al trabajo de instalador de redes de gas doméstico en Sheffield. Cualquier otro pudo haber renunciado por la humillación, pero Joe perseveró en la música. Aunque nunca renegó del empleo que tuvo. “Una de las mejores cosas que me han ocurrido es haber sido instalador de gas doméstico”, le dijo al periódico The DailyMail.

No mucho después, en 1965, el bajista y compositor Chris Stainton lo reclutó para la Grease Band. El productor Denny Cordell, de la disquera Regal Zonophone, famoso por lanzar al estrellato a Procol Harum y The Moody Blues, le interesó a Cocker como solista, así que lo llevó al estudio para grabar un sencillo. En el lado “A” el cantante registró un tema que escribió con Stainton, “Marjorine”, y en lado “B”, la canción “The New Age Of The Lily”, firmado por Joe. Esta vez el instalador de gas logró aparecer en el ranking inglés de grandes éxitos en el puesto número 48. Nada mal para salir del foso. Animado por el resultado, Cordell publicó otro sencillo, el 27 de septiembre de 1968. Era una arrebatada y callejera versión soul de “With A Little Help From My Friends”, en el lado “A”, que Los Beatles lanzaron en 1967, y en lado “B”, registró una composición propia, “Something’s Coming On”. Recién entonces Joe Cocker se convenció que su destino era la música y no la instalación de gas doméstico.

27.09.60 El sencillo que llevó a la fama a Cocker.

 

El 23 de abril de 1969, apareció en Inglaterra el álbum debut de Joe Cocker bautizado con el nombre de la canción que lo llevó al estrellato, With A Little Help From My Friends. El primero de los veintidós títulos que grabaría en estudio en toda su vida. Estaba de gira promocional de la placa en los Estados Unidos cuando recibió la invitación para cantar en el festival de Woodstock. Según confesó en una entrevista publicada por “The Guardian”, el 31 de enero de 2013, el hombre que cantaba con el cuerpo creyó por un momento que no conectaría con el público. “Nos costó casi la mitad del repertorio conectarnos con todos”, explicó. Su estilo de cantar lo imitó John Belushi, incluso una vez ante su presencia, en “Saturday Night Live”, en 1976. Al público le dio un ataque de risa. El hombre que cantaba con el cuerpo era genuino.

Imagen de previsualización de YouTube

La memorable jornada no se repetiría en gran parte debido a los altibajos de la carrera de Cocker derivados del exceso del alcohol y las drogas: “Cuando me convertí en un éxito, yo era un bebedor de cerveza de Sheffield. Luego, ya estaba de gira con Jimi Hendrix y Janis Joplin (muertos por sobredosis), y las drogas estaban disponibles. Una vez que te metes en la espiral de las drogas, es difícil salir. Es un túnel oscuro. Me tomó años conseguirlo”. Abandonar el vicio fue el segundo triunfo de Cocker.

Joe Cocker

Cocker murió de cáncer al pulmón, el 22/12/14.

En una de las últimas declaraciones que dio, le preguntaron por qué agitaba tanto su humanidad al momento de interpretar canciones. Entonces Joe Cocker respondió como si revelara un secreto de por qué era el hombre que cantaba con el cuerpo: “Supongo que se debe a mi frustración de no haber sabido tocar la guitarra o el piano. Mis emociones fluyen a través de mi cuerpo como si fuera un instrumento”. Ese era el secreto.

 

CODA: AMOR POR LOS BEATLES

En su segundo álbum,  Cocker! (1969), el cantante británico grabó dos temas de los Fab Four: “She Came in Through the Bathroom Window”:

Imagen de previsualización de YouTube

y: “Something”:

Imagen de previsualización de YouTube

Para la misma placa originalmente registró “Let It Be”, pero al final los productores descartaron. Cocker siempre la cantaba en vivo, como en la siguiente presentación en 1970:

Imagen de previsualización de YouTube

En el primer disco en vivo que grabó Cocker, Mad Dog & Englismen (1970), cuando se presentó en el famoso escenario de The Fillmore, en San Francisco, incluyó otra excelente versión de “With A Little Help From My Friends”:

Imagen de previsualización de YouTube

Más de veinte años después, en el álbum Night Calls (1991), otra vez interpretó un tema de Los Beatles, “You’ve Got to Hide Your Love Away” (1965):

Imagen de previsualización de YouTube

En Hymn for My Soul (2007), el antepenúltimo álbum de estudio de su vida, Cocker demostró una vez su amor por Los Beatles con la versión de “Come Together”:

Imagen de previsualización de YouTube

 

Deje un comentario

 



↑ Top