LaRepublica.pe no se responsabiliza por los contenidos publicados

Porque no siempre lo que se ve es como parece

¿Por qué ‘A Contraluz’?

Soy licenciado en periodismo en la Universidad Jaime Bausate y Mesa, cuyas aulas me acogen ahora, 27 años después de mi ingreso, como profesor de diferentes cursos. Como la mayoría de las personas entregadas a esta vocación, estoy en actividad desde que tengo memoria, empezando por el periódico mural de la GUE Hipólito Unánue, el boletín de una parroquia del Cercado de Lima y realizando talleres de comunicación popular en los extremos de la ciudad durante los convulsionados años 80′. Ya egresado, en los 90′, experimenté en la revista TeleGuía y luego en el diario El Sol. El 2000, formé parte del portal decajón.com, pionero del periodismo en internet, y en el 2001 ingresé al diario La República, donde hasta el 2006 escribí en la revista Domingo. Desde el 2008 estoy a cargo de la edición en la sección Política, a donde pasé luego de publicar en la contraportada del periódico, todos los días durante un año, entrevistas que iban más allá de la noticia. Esa página se llamaba, precisamente, A Contraluz.

  • Los Blogueros asumirán toda responsabilidad frente a terceros por cualquier daño o perjuicio que el contenido de sus artículos pueda causar, incluyendo responsabilidades de tipo civil, administrativo y/o penal, o infracciones a derechos de autor o de marca, o cualquiera sea su naturaleza.
  • LaRepublica.pe se reserva el derecho a eliminar los artículos que se consideren fuera de lugar y/o que puedan atentar contra las políticas internas de la empresa, sin necesidad de comunicación previa al bloguero.

3 to “¿Por qué ‘A Contraluz’?”

  1. Nilton Torres says:

    MI estimado Juan
    Déjame decirte que tienes el blog con el mejor diseño del diario, u abrazo y a ver cuando me escribes…
    saludos

  2. Marco says:

    Juan soy acérrimo lector de A contraluz por tus acertados
    comentarios del quehacer nacional … Felicitaciones.

  3. Renzo F. says:

    Buen espacio, profe. Saber que lo tuve en segundo ciclo y no necesariamente fui su mejor alumno. Estoy seguro que pronto nos encontraremos y esta vez si le sacaré el jugo. Mientras tanto le seguiré robando risas en los pasillos de bausate.
    Saludos.



Deje un comentario

 



↑ Top